Pre bodas en tiempos de COVID

El amor nace en cualquier tiempo y espacio.


La preboda es para nosotros una cobertura de mucha importancia, es el único y mejor momento para conocer profundamente a nuestros novios y, sobre todo, es la perfecta ocasión para transmitirles confianza, serenidad y paz. Lograr que los novios se olviden de nuestras cámaras y que su espontaneidad se libere, es el gran objetivo.

Pero qué sucede cuando el ambiente de pandemia que atravesamos llena de temores a todas las parejas que están próximas a casarse, los ánimos se ven disminuidos y las dudas se vuelven más constantes. Qué pasa cuando debes estar alejado de todo y de todos, son momentos de incertidumbre que podrían bloquear la conexión emocional de los corazones y muchos novios están dejando de disfrutar de un proceso, que debe estar por encima de cualquier circunstancia, porque casarse es la cúspide de lo irrepetible y de lo mágico.

Así que, en primer lugar, nuestra misión en estos tiempos de COVID es demostrarles a nuestras parejas que el amor lo puede todo y supera hasta lo inimaginable, recordarles que siempre deben adueñarse de un momento para ellos, que es necesario perder el miedo a encontrarse solos y revivir la timidez de su primer beso o la esperanza del “si” que los llevó a estar ya cerca del días más hermoso de sus vidas, no hay lugar ni tiempo perfecto, lo perfecto se construye con ganas y pasión por besarse, abrazarse, jugar y hasta gritar de tanta emoción retenida por casi 6 meses de encierro. No hay límites cuando de consolidar su amor se trata, nosotros les ayudaremos a encontrar el lugar indicado, ese nido de silencio que invoque sus más profundos anhelos, una simple mirada llena de luz al ambiente más oscuro y un gran suspiro brinda tanta seguridad solo por venir del ser amado.

En nuestras prebodas a pesar del virus y de todas las complicaciones que esto conlleva, hemos visto almas gemelas sonreír, llorar y recordar que están vivos, vivos para demostrarse que una sesión de fotos es más que posar y ver a la cámara, una sesión preboda significa olvidarse que el miedo existe y que solo su unión y alegría cambian y hacen valedero cada segundo que respiramos en este mundo.

Entonces… ¿Si es posible tener una hermosa sesión preboda en tiempos de COVID?


Definitivamente ¡SI! Jamás nos cansaremos de repetirles que toda gran celebración merece una gran preparación, su boda es eterna en el tiempo y las fotos de ese día también lo son. No pueden dejar al azar este material que es el legado tangible y emocional de todos los momentos de gozo que disfrutaron. No hay error más grande que experimentar con algo tan sensible como lo son las fotografías de tu boda, con tristeza hemos escuchado historias de parejas que tienen fotos que no encantan ni los emociona, menos que tuvieron el bello entrenamiento de una preboda, donde el temor a la cámara desaparece y la confianza en nosotros se incrementa tanto, que dejamos de ser proveedores o fotógrafos y pasamos a transformarnos en sus testigos de luz, amigos y confidentes de sus secretos espirituales más escondidos.

No hay alegría más grande para nosotros que lograr, a través de esta primera sesión romper las cadenas del prejuicio de ser fotogénico o no. Todos somos bellos, y con nuestros lentes descubrimos todo ese potencial de encanto que cada uno de ustedes posee.

Esta temporada sanitaria pasará, las restricciones se terminarán o cambiarán y otros problemas desconocidos vendrán, pero su día y hora de brillar como pareja está ya dictaminado en la agenda de vida que juraron cuidar y mantener todos los días de su vida. Solo hace falta que los guiemos un poquitín…el espacio y la hora siempre encuentran su lugar y aún cuando el universo confabule en su contra, nos encargaremos de cambiar el día por la noche, la lluvia por el sol para que contra viento y marea tengan una preboda inolvidable, inicio y principio de su camino de felicidad.

Déjanos tus comentarios y suscríbete a nuestro blog para inspirarte.

#covid #preboda #bodas

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo